La Culebra de las Siete Cabezas

Mito indigena de La Montaña. Es una gran serpiente que, fuera de la cabeza normal, tiene otras seis que le brotan a lo largo del cuerpo¿ a ella se debe la peligrosa erosión de los terrenos de El Salado.

Para el indígena, la Culebra de las Siete Cabezas es un poderoso y trascendental mito mayor; para el campesino criollo tiene carácter aleccionador como representación del demonio.

La serpiente juega un gran papel en la mitología de algunos grupos indígenas colombianos. Así, vemos cómo la Culebra de las Siete Cabezas figura en una leyenda de los catíos sobre el origen de los jaibanaes, como guardiana de las tres hijas de un rey, vencida por un perro, fruto este de la concepción de una diabla.

Entre los chamí de Risaralda, dice otra leyenda que un gusano caído del cielo formó una laguna  y se convirtió en una gran culebra; de esta encontramos una variante entre los huitotos. Por otra parte, Juan Tams, legendario e invencible líder de los Páez, nació de una estrella en noche de terrible borrasca, mitad niño y mitad serpiente. Pera los muiscas, la culebra fue a la vez símbolo del mal, como la enorme de color negro relacionada con el origen fantástico del lago de Tota, y del Bien, vinculada a la génesis de la humanidad, cuando la diosa Bauché y su marido, transformados en dos grandes serpientes, se sumergieron en la laguna de Iguaqué, de donde habían salido.


Samuel Feijóo. Mitología Americana. Madrid, España: Ediciones Ciruela, 2010.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s