El arte de amar

  • Autor: Erich Fromm.
  • Género: ensayo.
  • Temas: filosofía, psicología.

Descarga el eBook acá

Esta obra de Erich Fromm, dio pie en el campo de la psicología el inicio de debates acerca del tema del amor. Dicho tema anteriormente no había recibido suficiente atención; muchos filósofos y psicólogos habían estudiado el tema del erotismo y la sexualidad, pero nunca se enfocaron en el tema del amor ꟷen el sentido general de la palabraꟷ. Fromm a partir de sus experiencias personales, inicia su estudio. Para poder “predicar con el ejemplo”, escribe esta obra estando en la madurez de su vida y luego de haber experimentado varias relaciones fallidas. Él se encontraba al lado de una mujer con la que logró complementarse en muchos aspectos, y había superado la etapa infantil ꟷa nivel psicoemocionalꟷ, que es la que nos impide establecer vínculos objetivos con otras personas. Otra de las razones que motivaron a Erich, para hacer del amor, uno de los temas centrales de investigación y análisis en sus obras; fue la amenaza atómica que surgió en la década de 1960, debido a la crisis que existía con Cuba. Esta situación le demostró a Fromm, que la mayoría de personas es indiferente a los conflictos bélicos por su falta de amor a la vida; la resignación y la pasividad ante el sufrimiento son el resultado de la carencia de amor propio.

En esta obra expone que el amor es un arte, por el hecho de que se tiene que cultivar y practicar para lograr dominarlo. Al hablar de amor se refiere al sentido general de la palabra; no hace alusión exclusivamente al amor de pareja, que es el que recibe mayor atención o que tratamos de conseguir y conquistar a lo largo de nuestra existencia. Fromm expone, que en una sociedad dominada por el capitalismo (a pesar de que esta obra fue escrita hace más de cincuenta años, muchas situaciones se mantienen vigentes y las problemáticas sociales siguen siendo las mismas) las relaciones afectivas quedan relegadas al intercambio: quiero a alguien solo si esta persona me quiere. En una sociedad competitiva, las personas buscan obtener el afecto de alguien según lo que ellos pueden ofrecer. Por eso es que muchos tratan de ser exitosos o atractivos, según los patrones sociales establecidos. Ya que la felicidad del hombre moderno se basa en comprar y consumir; llegamos a considerar a nuestros semejantes como artículos de consumo. Por este mismo motivo, Fromm consideró que la sensación de enamorarse solo la desarrollamos, respecto a las “mercaderías humanas” que están dentro de nuestras posibilidades de intercambios.

Por otro lado, Fromm consideró que todos necesitamos superar la “separatidad”. Es nuestra necesidad más profunda. A través de la unión sexual, tratamos de superar nuestro aislamiento; asimismo al tratar de pertenecer a determinados grupos sociales. Tememos a nuestra individualidad y por eso buscamos formar parte de un rebaño. Al no tener claro el concepto del amor, terminamos confundiendo dicho sentimiento con otros, como la dependencia.  Buscamos escapar de la soledad a través del amor, pero debido a nuestras actitudes mercantilistas no somos capaces de dar. Según Fromm, una de las bases del amor es el “dar”.

Damos esperando recibir y nos sentimos insatisfechos si lo que recibimos no es de nuestro agrado. Las personas que han alcanzado un grado alto de madurez emocional, son las únicas que encuentran placer y satisfacción en el acto de “dar”. Solo las personas que han superado la dependencia, el narcisismo, el deseo de explotar o acumular a otros, son los capaces de amar plenamente.

En su análisis, Erich Fromm expone que los elementos que conforman el amor son: cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento. Si somos capaces de amarnos a nosotros mismos, somos capaces de amar a los demás. Según Fromm, solo podemos desarrollar amor cuando amamos a quienes no necesitamos para nuestros fines. A lo largo de la obra expone las diversas formas de amar. Desde el amor que recibimos por parte de nuestros padres, pasando por el amor que experimentamos por nuestro prójimo, hasta llegar al amor que profesamos por Dios. Este último, forma parte importante de nuestra necesidad de superar la soledad. Ya que necesitamos la protección de “alguien”, para no sentirnos solos.

Por último, Fromm aborda el tema de la desintegración del amor en la sociedad contemporánea.  Fromm consideró que el consumismo y la rutina, contribuyen a que el amor sea destruido.  La búsqueda de la satisfacción de los placeres a través del consumismo, hacen que el ser humano se olvide de amar. Si las personas se centran en las relaciones de intercambio, para satisfacer sus necesidades; se privan de la oportunidad de amar. Solo superando el narcisismo y aprendiendo a ser objetivos podremos amar. Para practicar el arte de amar, tenemos que tener fe en nosotros mismos. Si somos incapaces de confiar en nosotros, por ende no tendremos fe en otros. En su análisis, Erich Fromm expone que los elementos que conforman el amor son: cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento. Si somos capaces de amarnos a nosotros mismos, somos capaces de amar a los demás. Según Fromm, solo podemos desarrollar amor cuando amamos a quienes no necesitamos para nuestros fines. A lo largo de la obra expone las diversas formas de amar. Desde el amor que recibimos por parte de nuestros padres, pasando por el amor que experimentamos por nuestro prójimo, hasta llegar al amor que profesamos por Dios. Este último, forma parte importante de nuestra necesidad de superar la soledad. Ya que necesitamos la protección de “alguien”, para no sentirnos solos.

Citas:

  1. La felicidad del hombre moderno consiste en la excitación de contemplar las vidrieras de los negocios, y en comprar todo lo que pueda, ya sea al contado o a plazos. El hombre considera a la gente en una forma similar. Una mujer o un hombre atractivos son los premios que quiere conseguir.
  2. Si dos personas que son desconocidas la una para la otra, como lo somos todos, dejan caer de pronto la barrera que les separa, y se sienten cercanas, se sienten uno, ese momento de unidad constituye uno de los más estimulantes y excitantes de la vida.
  3. Solo existe certeza con respecto al pasado, y con respecto al futuro, la certeza de la muerte.
  4. El hombre está dotado de razón, es vida consciente de sí misma; tiene conciencia de sí mismo, de sus semejantes, de su pasado y de las posibilidades de su futuro. Esa conciencia de sí mismo como una entidad separada, la conciencia de su breve lapso de vida, del hecho de que nace sin que intervenga su voluntad y ha de morir contra su voluntad, de que morirá antes que los que ama, o estos antes que él, la conciencia de su soledad y su “separatidad”, de su desvalidez frente a las fuerzas de la naturaleza y la sociedad, todo ello hace de su existencia separada y desunida una insoportable prisión.
  5. El bien y el mal no existen si no hay libertad para desobedecer.
  6. … el acto sexual sin amor nunca elimina el abismo que existe entre dos seres humanos, excepto en forma momentánea.
  7. Desde el nacimiento hasta la muerte, de lunes a lunes, de la mañana a la noche: todas las actividades están rutinizadas y prefabricadas. ¿Cómo puede un hombre preso en esa red de actividades rutinarias recordar que es un hombre, un individuo único, al que solo le ha sido otorgada una única oportunidad de vivir, con esperanzas y desilusiones, con dolor y temor, con el anhelo de amar y el miedo a la nada y a la separatidad?
  8. Sin amor, la humanidad no podría existir un día más .
  9. La persona masoquista no tiene que tomar decisiones, ni correr riesgos; nunca está sola, pero no es independiente; carece de integridad {…}.La persona sádica quiere escapar de su soledad y de su sensación de estar aprisionada haciendo de otro individuo una parte de sí misma. Se siente acrecentada y realzada incorporando a otra persona, que la adora.
  10. …el amor maduro significa unión a condición de preservar la propia integridad, la propia individualidad. El amor es un poder activo en el hombre; un poder que atraviesa barreras que separan al hombre de sus semejantes y lo une a los demás; el amor lo capacita para superar su sentimiento de aislamiento y separatidad, y no obstante le permite ser él mismo, mantener su integridad. En el amor se da la paradoja de dos seres que se convierten en uno y, no obstante, siguen siendo dos.
  11. Dar produce más felicidad que recibir, no porque sea una privación, sino porque en el acto de dar está la expresión de mi vitalidad.
  12. No es rico el que tiene mucho, sino el que da mucho.
  13. ¿Qué le da una persona a otra? Da de sí misma, de lo más precioso que tiene, de su propia vida. Ello no significa necesariamente que sacrifica su vida por la otra, sino que da lo que está vivo en él ꟷ da su alegría, de su interés, de su comprensión, de su conocimiento, de su humor, de su tristezaꟷ, de todas las expresiones y manifestaciones de lo que está vivo en él. Al dar así de su vida, enriquece a la otra persona, realza el sentimiento de vida de la otra al exaltar el suyo propio…dar es de por sí una dicha exquisita.
  14. …el amor es un poder que produce amor; la impotencia es la incapacidad de producir amor.
  15. El amor es la preocupación activa por la vida y el crecimiento de lo que amamos.
  16. Se ama aquello por lo que se trabaja, y se trabaja por lo que se ama.
  17. El respeto solo existe sobre la base de la libertad {…}el amor es hijo de la libertad, nunca de la dominación.
  18. La crueldad misma está motivada por algo más profundo: el deseo de conocer el secreto de las cosas y de la vida.
  19. El amor es la única forma de conocimiento, que, en el acto de unión, satisface mi búsqueda. En el acto de amar, de entregarse, en el acto de penetrar en la otra persona, me encuentro a mí mismo, me descubro, nos descubro a ambos, descubro al hombre.
  20. Solo conociendo objetivamente a un ser humano, puedo conocerlo en su esencia última, en el acto de amar.
  21. El amor infantil sigue el principio: «Amo porque me aman». El amor maduro obedece al principio: «Me aman porque amo». El amor inmaduro dice: «Te amo porque te necesito». El amor maduro dice: «Te necesito porque te amo».
  22. Si amo realmente a una persona, amo a todas las personas, amo al mundo, amo a la vida. Si puedo decirle a alguien «Te amo», debo poder decir «Amo a todos en ti, a través de ti amo al mundo, en ti me amo también a mí mismo».
  23. El amor solo comienza a desarrollarse cuando amamos a quienes no necesitamos para nuestros fines personales.
  24. Al tener compasión del desvalido el hombre comienza a desarrollar amor a sus hermanos; y al amarse a sí mismo, ama también al que necesita ayuda, al frágil e inseguro ser humano.
  25. …el amor erótico: el anhelo de fusión competa, de unión con una única otra persona.
  26. En esencia, todos los seres humanos son idénticos. Somos todos parte de Uno; somos Uno. Siendo así, no debería importar a quién amamos. El amor debe ser esencialmente un acto de voluntad, de decisión de dedicar toda nuestra vida a la de la otra persona.
  27. El amor a sí mismo está inseparablemente ligado al amor a cualquier otro ser.
  28. La persona egoísta solo se interesa por sí misma, desea todo para sí misma, no siente placer en dar, sino únicamente en tomar. Considera el mundo exterior solo desde el punto de vista de lo que puede obtener de él; carece de interés en las necesidades ajenas y de respeto por la dignidad e integridad de los demás. No ve más que a sí misma; juzga a todos según su utilidad; es básicamente incapaz de amar.
  29. Es verdad que las personas egoístas son incapaces de amar a los demás, pero tampoco pueden amarse a sí mismas.
  30. …no hay nada que lleve más a un niño a la experiencia de lo que son la felicidad, el amor y la alegría, que el amor de una madre que se ama a sí misma.
  31. Si te amas a ti mismo, amas a todos los demás como a ti mismo. Mientras ames a otra persona menos que a ti mismo, no lograrás realmente amarte, pero si amas a todos por igual, incluyéndote a ti, los amarás como una sola persona y esa persona es a la vez Dios y el hombre. Así, pues, es una persona grande y virtuosa la que amándose a sí misma, ama igualmente a todos los demás.
  32. El amor de la madre es incondicional, y también es omniprotector y envolvente; como es incondicional, tampoco puede controlarse o adquirirse. Su presencia da a la persona amada una sensación de dicha {…}Puesto que la madre ama a sus hijos porque son sus hijos, y no porque sean «buenos», obedientes, o cumplan sus deseos y órdenes, el amor materno se basa en la igualdad. . Todos los hombres son iguales, porque son todos hijos de una madre, porque todos son hijos de la Madre Tierra.
  33. …el hombre está completamente solo salvo en la medida en que ayude a otro.
  34. Las relaciones humanas son esencialmente las de autómatas enajenados, en las que cada uno basa su seguridad en mantenerse cerca del rebaño y en no diferir en el pensamiento, el sentimiento o la acción.
  35. El hombre moderno está actualmente muy cerca de la imagen que Huxley describe en Un mundo feliz: bien alimentado, bien vestido, sexualmente satisfecho, y no obstante sin yo, sin contacto alguno, salvo el más superficial.
  36. La felicidad del hombre moderno consiste en «divertirse». Divertirse significa la satisfacción de consumir y asimilar artículos, espectáculos, comida, bebida, cigarrillos, gente, conferencias, libros, películas; todo se consume, se traga.
  37. Los autómatas no pueden amar, pueden intercambiar su «bagaje de personalidad» y confiar en que la transacción sea equitativa.
  38. El amor no es el resultado de la satisfacción sexual adecuada; por el contrario, la felicidad sexual ꟷy aun el conocimiento de la llamada técnica sexualꟷ es el resultado del amor.
  39. El amor idolátrico suele describirse como el verdadero y grande amor; pero, si bien se pretende que personifique la intensidad y la profundidad del amor, solo demuestra el vacío y la desesperación del idólatra.
  40. Un hombre y una mujer que, en su relación como esposos, son incapaces de atravesar el muro de la separatidad, se conmueven hasta las lágrimas cuando comparten el amor feliz o desgraciado de una pareja en la pantalla. Para muchos matrimonios, esa constituye la única ocasión en la que experimentan amorꟷ no el uno por el otro, sino juntos, como espectadores del «amor» de otros seresꟷ. En tanto el amor sea una fantasía, pueden participar; en cuanto descienden a la realidad de la relación entre dos seres reales, se congelan.
  41. ¿Cuántas parejas comprometidas o recién casadas sueñan con una dicha amorosa que se hará realidad en el futuro, pese a que en el momento en el que viven han comenzado ya a aburrirse mutuamente? Esa tendencia coincide con una característica actitud general del hombre moderno. Ese vive en el pasado o en el futuro, pero no en el presente.
  42. Cuando una persona siente que no ha podido dar sentido a su propia vida, trata de dárselo en función de la vida de sus hijos. Pero está destinada a fracasar consigo misma y para los hijos.
  43. Así como la gente cree que el dolor y la tristeza deben evitarse en todas las circunstancias, supone también que el amor significa la ausencia de todo conflicto.
  44. El amor solo es posible cuando dos personas se comunican entre sí desde el centro de sus existencias, por lo tanto, cuando cada una de ellas se experimenta a sí misma desde el centro de su existencia.
  45. …el amor es un desafío constante; no un lugar de reposo, sino un moverse, crecer, trabajar juntos; que haya armonía o conflicto, alegría o tristeza, es secundario con respecto al hecho fundamental de que dos seres se experimentan desde la esencia de su existencia, de que son el uno con el otro al ser uno consigo mismo y no al huir de sí mismos.
  46. El hombre contemporáneo es más bien como un niño de tres años, que llora llamando a su padre cuando lo necesita, o bien, se muestra completamente autosuficiente cuando puede jugar.
  47. Amar es una experiencia personal que solo podemos tener por y para nosotros mismos.
  48. …la capacidad de estar solo es la condición indispensable para la capacidad de amar.
  49. La mayoría de la gente oye a los demás, y aun da consejos, sin escuchar realmente. No toman en serio las palabras de la otra persona, y tampoco les importan demasiado sus propias respuestas. Resultado de ello: la conversación los cansa.
  50. Estar concentrado significa vivir plenamente en el presente, en el aquí y el ahora, y no pensar en la tarea siguiente mientras estoy realizando otra.
  51. El polo opuesto del narcicismo es la objetividad; es la capacidad de ver a la gente y a las cosas tal como son, objetivamente, y poder separar esa imagen objetiva de la imagen formada por los propios deseos y temores.
  52. La práctica del arte de amar requiere la práctica de la fe.
  53. …la fe es una cualidad indispensable de cualquier amistad o amor significativos. «Tener fe» en otra persona significa estar seguro de la confianza e inmutabilidad de sus actitudes fundamentales, de la esencia de su personalidad, de su amor. No me refiero aquí a que una persona no pueda modificar sus opiniones, sino a que sus motivaciones básicas son siempre las mismas; que, por ejemplo, su respeto por la vida y la dignidad humana sea parte de ella, no algo tornadizo.
  54. Solo la persona que tiene fe en sí misma puede ser fiel a los demás , pues solo ella puede estar segura de que será en el futuro igual a lo que es hoy y, por lo tanto, de que sentirá y actuará como ahora espera hacerlo.
  55. Amar significa comprometerse sin garantías, entregarse totalmente con la esperanza de producir amor en la persona amada. El amor es un acto de fe, y quien tenga poca fe también tiene poco amor.
  56. La capacidad de amar exige un estado de intensidad, de estar despierto, de acrecentada vitalidad, que solo puede ser el resultado de una orientación productiva y activa en muchas otras esferas de la vida. Si no se es productivo en otros aspectos, tampoco se es productivo en el amor.
  57. La sociedad debe organizarse en tal forma que la naturaleza social y amorosa del hombre no esté separada de su existencia social, sino que se una a ella. {…}Toda sociedad que excluya, relativamente, el desarrollo del amor, a la larga perece a causa de su propia contradicción con las necesidades básicas de la naturaleza del hombre.
  58. Quien decide resolver un problema mediante el amor ha de tener valor suficiente para superar los desengaños y permanecer paciente a pesar de los reveses.
  59. El amor es el amor a la vida en un ser humano, en un animal, en una planta. Lejos de ser algo abstracto, el amor a la vida es del núcleo, un núcleo muy concreto y real, de todo tipo de amo

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s