El Basilisco

Hay muchos fenómenos en la vida que son difíciles de explicar. Por ejemplo, un individuo que parece completamente sano y rebosante de salud, cae repentinamente y muere. O bien, otro muere lentamente: sus carnes se ponen cada vez más enjutas, y finalmente se consume su vida como una vela que se apaga. ¿Debido a qué ocurre todo eso ? Los médicos tendrán una explicación, pero el pueblo tiene otra.

Precisamente, los dos casos fatales señalados son ocasionados por el Basilisco. Ocurre a veces que un gallo viejo y de color rojo pone un huevo pequeño y redondo. Para que de esta nazca un Basilisco no debe de reventar antes de medio año. Aparece entonces una pequeña culebra, que crece hasta una longitud de unos 30 cm. En la cabeza lleva una especie de cresta. Pronto se oculta en una grieta de la muralla, y ya no abandonará más ese escondite, del que solo sacará la cabeza.

El primer peligro que ofrece consiste en que su mirada se cruce con la de alguna persona, pues esta morirá de inmediato, pero solo si el Basilisco la mira primero, pues en el caso contrario morirá este. Es, además, necesario que su mirada abarque a toda la persona, pues si mira solo una parte de su cuerpo; de ella, no morirá, pero los órganos alanzados por su vista quedarán paralizados: es por eso que hay tantos tullidos.

Naturalmente, el Basilisco tiene que alimentarse de algo: lo hace succionando la saliva a los que duermen y chupándoles la sangre: esto explica las muertes por consunción.

La única manera de evitar todos estos prejuicios, consiste en apoderarse del peligroso reptil y echarlo al fuego, evitando, naturalmente, que lo alcance a uno su mirada. También se le puede matar colocando un espejo frente a su cueva, de modo que se mire a sí mismo en él: lo matará su propia mirada.

El mito del Basilisco es característico de la propagación de la cultura europea en Chile, pues proviene del Viejo Mundo, donde ya lo conocían los hebreos y griegos en la misma forma relatada. En algunas partes de Chile se le ha agregado, sin embargo, un elemento indígena americano: se le cree aliado y capaz de volar como un murciélago.

Anuncios

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s