Un grito de amor desde el centro del mundo

Descarga el eBook acá

  • Autor: Kyoichi Katayama.
  • Género: novela.
  • Temas: drama, romance.

Aki y Sakutarô, se conocen cuando ambos cursan la secundaria. Ambos son elegidos como representantes de alumnos, para que visiten a Ôki, un compañero que se encuentra enfermo. Gracias a esta visita, entre Aki y Sakutarô nace una amistad.

Durante ese año escolar, Sakutarô deja de ver a Aki como una amiga; los celos de sus demás compañeros, contribuyen a que Sakutarô descubra que se encuentra enamorado de Aki. Durante la Navidad, Sakutarô le dedica una canción a través de la radio a Aki; pero debido a que es una estación con gran demanda, Sakutarô inventa que Aki padece leucemia y que está muy triste en el hospital; por eso él desea que le programen una canción y pasen al aire su dedicatoria. Aki le reclama a Sakutarô que haya inventando algo así, pero al mismo tiempo se da cuenta de los sentimientos de él.

Después de cursar secundaria, la relación entre ellos se estrecha y se vuelve recíproca. Sakutarô, es muy cercano a su abuelo y este le cuenta un día, que su verdadero amor no fue su esposa (la abuela de Sakutarô); sino, una joven que por casualidades del destino, no pudieron compartir una vida en común. Ambos se prometieron encontrarse en el más allá. Sakutarô le cuenta dicha historia a Aki y esta lo insta, para que ayude a su abuelo a estar cerca de su amor a pesar de la muerte. Sakutarô ayuda a su abuelo para que este saque un poco de las cenizas de su amada y las robe. Después de hacer esto, el abuelo le pide a Sakutaro que el día en que muera, Sakutarô se encargue de unir ambas cenizas y las lleve a un lugar donde puedan reposar. Así, de cierta manera estarán juntos después de muertos.

Durante el bachillerato Aki y Sakutarô se vuelven novios y planean una vida juntos. La relación de ellos se basa en el amor y la amistad incondicional; la sexualidad desempeña un papel casi nulo en su historia. A pesar de tener oportunidades para un encuentro sexual, este no se llega a dar. Aki enferma. Al principio creen que padece de un tipo de anemia, pero la realidad es que ella tiene leucemia.

Sakutarô al enterarse de la verdadera enfermedad de su amada, se siente culpable por esa mentira que dijo cuando estaban en secundaria. Aki, pasa un largo tiempo internada en el hospital, y es consciente de su situación. Sabe que no le queda mucho tiempo; pero Sakutarô se niega a aceptar la realidad.

El sueño de Aki era ir a Australia, ya que siente fascinación por la cultura y mitología de ese país; pero debido a su situación sabe que su sueño no se realizará. Sakutarô le propone cumplir ese sueño; ayudarla a salir del hospital y viajar a Australia. Él le pide prestado dinero a su abuelo para poder hacer ese viaje; su abuelo accede, por el hecho de que Sakutarô fue su cómplice al robar las cenizas y porque también se identifica con la historia de amor de su nieto. Sakutarô logra ingresar a la casa de Aki y sacar el pasaporte de ella y logran escapar. Por desgracia Aki se desvanece a medio camino y Sakutarô busca ayuda para trasladarla de nuevo al hospital. En los últimos momentos de su vida, Aki recuerda un viaje que ella hizo con Sakutarô a la playa. En ese viaje tuvieron la oportunidad de tener relaciones, pero ambos creyeron que no era el momento.

Sakutarô viaja con los padres de Aki, a Australia para esparcir sus cenizas. Él se queda con una parte de ellas, y las guarda consigo durante muchos años. Cuando Sakutarô tiene casi treinta años, vuelve a su antigua escuela y decide que es momento de dejar ir a Aki a totalidad: esparce las cenizas que conservaba con él, en ese lugar donde se conocieron y fueron felices.

P.D: esta obra ha sido llevada al cine y adaptada en un comic manga.

Citas:

  1. Una vida larga solitaria se hace larga y tediosa. Sin embargo, cuando la compartes con la persona amada, es un santiamén llegas a la bifurcación donde tienes que decirte adiós.
  2. Cuando piensas que el futuro no es posible, es sorprendente lo puro que te vuelves, pero, al encontrarte vivo, renacen los deseos.
  3. …el amor puro es superior al adulterio.
  4. Por más que hayamos progresado, los sentimientos verdaderos de las personas no han cambiado.
  5. Perder a la persona que amas es muy triste. Y esta pena, por más que lo intentes, no puedes materializarla de ningún modo. Y justamente por eso, necesitas darle una forma concreta.
  6. Pero enamorarse de alguien significa pensar primero en el otro.
  7. Las personas que encuentran dentro de sí mismas la facultad de enamorarse hacen un descubrimiento más importante que los que han ganado el Premio Nobel.
  8. ¿Qué es mejor? ¿Vivir con la persona a la que quieres, o estar enamorado de una y casarte con otra?
  9. Mi amor por ti existe aquí y ahora y, por lo tanto, seguro que existirá después de la muerte.
  10. Las horas más radiantes pasan de largo veloces, como un capricho o como una broma.
  11. Por un instante, me encontré atrapado dentro de un remolino de alegría radiante. Un dulce gozo capaz de hacer vibrar cada uno de los pliegues de un pequeño corazón. Experimenté de nuevo la alegría de la primera vez que unimos nuestros labios, el gozo de la primera vez que nos abrazamos.
  12. Tengo muchas ganas de huir y, sin embargo, ya no sé de lo que estoy huyendo.
  13. Te estaba esperando, sola, en un mundo en el que tú no estabas.
  14. Ya no tenía miedo. Ningún futuro se abría ante nuestros ojos. Solo el presente, extendiéndose hasta el infinito.
  15. Demasiado tarde para todo. Para casarme con ella, para tener hijos juntos. Demasiado tarde, incluso, y por muy poco, para hacer realidad el último, humilde sueño que le quedaba.
  16. «Se ha ido», pensé. «Se ha ido dejando solo unos recuerdos como un muro de cristal que se yergue».
  17. Vivir la vida cotidiana, día tras días, era un suicidio del alma y una resurrección perpetuas.
  18. Si creemos que lo único que existe es lo que podemos ver , lo que tiene forma, nuestra existencia es muy pobre.
  19. En la vida, hay cosas que pueden realizarse y otras que no –dijo mi abuelo–. Las que se materializan, las olvidamos enseguida. Sin embargo, las que no podemos realizar, las guardamos eternamente dentro de nuestro corazón como algo muy preciado. Este es el caso de los sueños o de los anhelos. Me pregunto si la belleza de la vida no residirá en nuestros sentimientos respecto a aquello que no se ha cumplido. Que no se haya realizado no quiere decir que se haya malogrado inútilmente. Porque lo cierto es que ya se ha materializado como belleza.
  20. ¿Por qué será que la muerte de un ser querido nos hace mejores? Tal vez sea porque la muerte está claramente separada de la vida y porque no acepta ninguna influencia de parte de los vivos. Quizá sea esta la razón de que la muerte de las personas nos enriquezca.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s