Charlotte

David Foenkinos, Novela, Reseñas

Descarga el eBook acá

En mi obra de teatro, yo era todos los personajes. He aprendido a tirar por todos los caminos. Y así me convertí en mí misma.

  • Autor: David Foenkinos

 

  • Género: novela biográfica

 

  • Temas: drama

 

  • descargaDavid Foenkinos es un gran admirador de la obra de la pintora Charlotte Salomon, por tal motivo decidió iniciar una investigación sobre la vida y obra de ella.

    Charlotte Salomon nació en el año de 1917; en el seno de una familia burguesa alemana. La ascendencia de Charlotte era judía, aunque sus rasgos físicos distaban del estereotipo de dicha etnia. La madre de Charlotte era enfermera y su padre un médico eminente; la deciden bautizar con dicho nombre en honor de la hermana de la madre de Charlotte, la cual se suicidó siendo muy joven.

    La familia de nuestra protagonista, por el lado materno, posee un largo historial de suicidios. Foenkinos a través de sus breves descripciones en la obra, nos da a conocer – y nos permite deducir- que los parientes maternos de Charlotte padecían de cuadros de bipolaridad y depresión severa; dichos padecimientos fueron los causantes de las muertes de la tía, madre y abuela de Charlotte. Franziska, la madre de Charlotte, queda marcada por el suicidio de su hermana; la maternidad le ayuda brevemente a sobrellevar su pérdida, pero cuando Charlotte tiene nueve años ella decide suicidarse, lanzándose a través de una ventana de la casa de sus padres. En los días previos a su suicidio, le dice a Charlotte que ella se convertirá en un ángel y que volará por los cielos de Berlín. A la pequeña Charlotte le ocultan la verdadera causa de la muerte de su madre y le dicen que falleció a causa de una gripe. La abuela de Charlotte teme que su nieta tenga el mismo destino que sus dos hijas, por eso decide guardar distancia con ella.img_0794

    Cuando Charlotte es una adolescente, su padre se casa con una famosa cantante llamada Paula; ella es quien inicia a Charlotte en el mundo de las bellas artes. Charlotte siente un inmenso apego e idolatría por Paula. Para ese entonces, el nacional socialismo crece con rapidez en Alemania. Muchos de los conocidos y amigos de los padres de Charlotte, deciden abandonar el país por temor a perder sus vidas en los incipientes campos de concentración; el padre de Charlotte profesa un inmenso amor por su patria, este motivo le impide abandonar Alemania.

    Las carreras profesionales del padre y madrastra de Charlotte empiezan a ir en declive, debido al nacimiento del antisemitismo. Para ese entonces ella empieza a dibujar y a estudiar en la Escuela Nacional de Bellas Artes y conoce al amante de su madrastra: Alfred. Él se convierte en su más gran amor e incluso, llega a marcar su obra. Charlotte posee un inmenso talento, gana un premio; pero debido a ser mitad judía no puede recibirlo, en su lugar lo recibe su mejor amiga. Esto causa un enorme impacto en su vida; posteriormente el padre de Charlotte es detenido y pasa unos días en los campos de concentración, luego es liberado pero su vida ya no es la misma. Debido a este evento, él y Paula deciden enviar a vivir a Charlotte donde sus abuelos, en Francia; antes de que ella cumpla la mayoría de edad. Charlotte se niega a abandonar su país, debido al amor que siente por Alfred; dicho la termina convenciendo. Los padres de Charlotte se exilian en Holanda posteriormente.

    El gobierno de Hitler está en su máximo esplendor y la familia de Charlotte es catalogada como cien por ciento judía. Durante su estancia en el hogar de sus abuelos, Charlotte se percata de la deteriorada salud mental de su abuela, posteriormente dicha se suicida. Su abuelo le confiesa la verdadera causa de la muerte de su madre y la de varios de sus parientes. Debido a esta revelación, Charlotte inicia la creación de su obra “¿Vida? O ¿Teatro?”. Teme que la muerte le impida terminarla Hace cálculos con respecto a la distancia de tiempo entre las muertes de su tía, madre y abuela, a partir de esto deduce que entre los tres fallecimientos hay trece años de diferencia. Este es el motivo que mueve a Charlotte para concluir su obra, teme correr con la suerte suicida de sus antecesoras.

    En la última etapa de su vida, Charlotte vive oculta en la casa de sus abuelos e inicia una relación con otro fugitivo llamado Alexander. Ambos poseen pasaportes falsos, pero deciden casarse y al hacer esto dan a conocer que son judíos. Para ese momento ella cuenta con 26 años y cinco meses de embarazo, un día alguien los denuncia y ambos son llevados a un campo de concentración. Alexander muere a causa de agotamiento y Charlotte en una cámara de gas.

    Lo triste y curioso, es que, tanto el padre y madrastra de ella fallecen a una edad avanzada. Después de enterarse de la muerte de Charlotte, deciden buscar la obra de dicha. En 1971, ellos deciden donar la obra de Charlotte al Museo Judío de Ámsterdam. Albert, el padre de Charlotte fallece en el año de 1976 y Paula en el año 2000. Quizás si Charlotte no hubiera sido apartada del lado de ellos, su suerte habría sido diferente.

    Citas:

  • Seguramente se le ha infiltrado la melancolía en el cuerpo. Una melancolía devastadora, de la que no se regresa.
  • ¿Qué palabra hay cuando se pierde a una hermana? No existe, no se dice nada. El diccionario a veces es púdico. Como si también él se asustase del dolor.
  • Hay dolores que nunca pasan.
  • Solemos buscar explicaciones gratas para las rarezas de los demás.
  • Hay cuerpos que son consuelo.
  • Lo mejor es hacer por no relacionarse con nadie. Porque nada dura. Hay que vivir resguardado de las posibles decepciones.
  • …y hay que dejar atrás el infierno. Sobre todo no mirar atrás, como Orfeo.
  • Podemos abandonarlo todo, menos las obsesiones.
  • La libertad es el lema de los supervivientes.
  • Las palabras no siempre necesitan un destino.
  • Ella piensa que va a decirle: te quiero. Pero no es eso. Le susurra una frase más importante. Una frase en la que ella. Que va a pensar continuamente. Que va a ser la esencia de su obsesión. Ojalá no se te olvide que creo en ti.
  • Palabra por palabra, todo lo lleva dentro, intacto. Esa precisión suya es la memoria del corazón.
  • Acabamos odiando a quienes nos lo dan todo.
  • ¡Hay que morir antes de que la muerte nos alcance!
  • La fealdad contamina todos los detalles.
  • Normalmente suele enterrar las heridas. Incluidas las más inmediatas, las más vivas. Sabe ocultar el dolor mejor que nadie. Acostumbrada a tantos sufrimientos seguidos.
  • Una revelación es entender lo que ya sabemos.
  • ¿Por eso se besan las personas? ¿Para romper el silencio?
  • Uno puede sentirse dichoso y perdido a la vez.
  • Sin duda, llega un momento en el que no existir resulta inaguantable.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s