Poseidón/Neptuno

El triunfo de Neptuno (Charles Le Brun)

Dios del mar, hijo de Crono y Rea, hermano de Zeus y Hades. Su esposa era Anfítrite, una de las Nereidas, madre de Tritón.

En su culto más antiguo, en Beocia, aparece como un demonio en forma de toro o caballo habitante de las profundidades de la tierra, a la que agita violentamente con los terremotos. En la mitología, Poseidón es, desde los tiempos de Homero, el supremo dios del mar, y como tal lo consideraban todos los pueblos marineros de costas e islas griegas, mientras que antes había sido el señor de las aguas. En los poemas homéricos, donde algunos epítetos le designan como como el dominador de la inmensa extensión del mar, la figura de Poseidón se presenta ya casi en su integridad; pocos trazos añadió el desarrollo posterior del mito. En un pasaje de la Ilíada, muy importante para la genealogía de los sumos dioses del Olimpo, Poseidón declara ser igual a su hermano Zeus y no su inferior; pero acaba cediendo y cede también otras veces; lo cual no quita que en algunas ocasiones se rebele. Las relaciones entre ambos hermanos son muy significativas, ya que muestran en qué consideración se tenía desde los tiempos más remotos al dios del mar.

En las profundidades, en Aigiai (nombre que pertenece a la geografía mítica y tiene el significado de “olas”), Poseidón tiene su vivienda en un palacio de oro;  allí están sus caballos velocísimos, de crines de oro y pezuñas de bronce. Poseidón es el dios del mar en calma, y la bonanza proviene precisamente de él, al igual que todos los fenómenos marinos, del mismo modo que de Zeus proceden todos los fenómenos celestes. Así como Zeus manifiesta en ocasiones la propia potencia por medio de las tempestades atmosféricas, Poseidón lo hace mediante las borrascas marinas, que suscita con sus golpes de tridente, correspondiente al rayo de su hermano. Él es el dios de la negra cabellera, el color oscuro de las olas tempestuosas. Los temporales son signos de la cólera del dios, casi siempre airado, que la demuestra también de otro modo: sobre todo, golpeando siempre con el tridente, incluso la tierra. El atributo más o menos originario de golpeador de la tierra, es decir, de autor de los terremotos y maremotos, es uno de los principales.

También desahoga su cólera de otra manera: mandaba a los monstruos marinos a devastar las tierras y a matar a los hombres; así lo hizo contra Troya para vengarse del rey Laomedonte, y contra el país de Cefeo, rey de los etíopes. En ambos casos, para aplacar al dios se tuvo que ofrecer, como alimento de los monstruos, símbolos de las trombas marinas, a las hijas de los dos gobernantes. Pero Poseidón, igual que destruye, puede construir; obra suya fueron, las murallas de Troya y de otras ciudades. Él hizo las puertas de bronce del Tártaro. Aquí aparece el lado bueno del carácter de Poseidón, que se revela como dios benéfico en la protección que otorgaba a los navegantes que no se olvidaban de rendirle honor. Era también patrón de los pescadores, que a él debían la navegación fácil y segura, y la pesca abundante; quizás el tridente del dios fue en origen el arrejaque y el arpón con tres puntas que usan los pescadores de atún.

Poseidón no era benéfico solamente como dios del mar. Otorgaba sus dones también en la tierra como dios de los manantiales, atributo que se relaciona con su concepción probablemente originaria de divinidad que habitaba en las profundidades de la tierra. Poseidón, dios de los manantiales, los hacía aparecer con un golpe de su tridente. También de la lluvia, es decir, de las aguas celestes, ha sido considerado dios Poseidón.

Hay que añadir que Poseidón, como señor de las aguas terrestres, ere el rey de todas las divinidades que presidían las citadas aguas, Ninfas y divinidades particulares de los diferentes ríos, al igual que el soberano de todas las divinidades del mar. En el mito del dios, ocupan un lugar relevante los animales a él consagrados: el delfín, el toro y especialmente el caballo.

El mito de Poseidón le hizo un dios de los caballos que él crea y doma: a veces los crea haciéndolos salir del suelo con un golpe de tridente. Es el padre de Pegaso, el caballo de las Musas, que con una hoz había hecho manar de la roca las fuentes Hipocrene y Agánipe. Con un golpe de tridente generó otro famoso caballo mítico, Arión. Poseidón, creador y domador de caballos, era el divino presidente de las carreras ecuestres y se le relacionó  con Atenea, inventora de las bridas. En cuanto al delfín, fue consagrado al dios como símbolo del mar navegable y, por lo tanto, compañero de Poseidón, favorable a la navegación. A Poseidón se le consagró el pino, porque se emplea en la construcción de los barcos y por su color verde oscuro, el del mar.

El culto a Poseidón se hallaba difundido por toda Grecia. En tiempos antiquísimos fue venerado como dios de la fertilidad del suelo en muchos lugares del interior alejados del mar, prueba evidente de que en un principio no debía ser un dios marino. En cuanto lo fue, su culto comenzó a nacer en países litorales. Las regiones de Grecia que tenían mayor importancia en la veneración del dios eran Tesalia y Peloponeso.

El dios del mar para los romanos era Neptuno, que en su origen no tuvo ninguna relación con el mar, sino tan sólo con el agua en general. El objeto de la Neptunalia, fiesta celebrada en su honor el veintitrés de julio, era, según parece, el de luchar contra la sequía. Del dios griego se apropió en primer lugar el atributo de divinidad de los caballos. Como protector de las carreras ecuestres tuvo un ara y un templo en el Circo Flamino. Sólo después se vio en Neptuno al verdadero dios del mar, como demuestra el hecho de que se le erigiera un templo en el campo Marte, en recuerdo de las victorias de Nauloco, en el 36 a. de C., en Pompeyo Seto y en Accio.

La imagen que se muestra de Poseidón es la de un hombre poderoso, de fuerte musculatura y tórax hercúleo, muy parecido a Zeus, de quien le falta la tranquila majestad, la frente surcada de arrugas, la barba y los cabellos encrespados. Señales distintivas casi constantes de él son el tridente y el delfín.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s