Deméter/Ceres

Baco, Ceres y Cupido (Hans Von Aachen)

Hija de Crono y Rea, y hermana de Zeus, su nombre significa “madre tierra” y personificaba la fuerza creadora y reproductora de la tierra. Su atributo específico, que la distinguía de Gea, con la cual se la identificó más tarde, era el de diosa de la tierra cultivada y de los cereales, aquella por cuya voluntad el sueño fructificaba.

De su unión con Zeus, nació Perséfone. Este prometió a su hija como esposa a su hermano Hades, dios de los Infiernos, el cual un día subió a la tierra en un carruaje tirado por sus caballos inmortales y raptó a Perséfone, llevándosela consigo al interior de la tierra. La madre no se dio cuenta de lo que ocurría, pero escuchó los gritos desesperados de su hija. La buscó por 9 días, penetrando en la oscuridad de las tinieblas con antorchas.

Hasta que Helios, que todo lo veía, se conmovió del dolor de Démeter, le reveló el paradero de su hija. Entonces la diosa, airada, abandonó el Olimpo, y encerrándose en  su dolor se retiró a vivir en un lugar apartado provocando así la aridez del suelo, que privado de su presencia, dejó de producir sus frutos. El género humano corría riesgo de perecer, a causa de la universal carestía y en vano Zeus envió a la diosa mensajeros para inducirla a regresar. Démeter no cedió, exigiendo a cambio de su retorno la restitución de Perséfone. Por último Zeus envió a Hermes a los Infiernos para pedir a Hades que restituyese a la joven, que era ya su esposa, pero esta, a quien el marido le había dado unos granos de granada como símbolo del amor, ya no estaba dispuesta a regresar a la tierra. Se llegó a un acuerdo, según el cual Perséfone viviría dos terceras partes del año con su madre y el resto con su esposo. Así pues. al comenzar la primavera cada año Perséfone regresaba a la tierra.

Démeter fue honrada como diosa que presidía las uniones civiles. Su culto tuvo gran difusión en toda Grecia, pero su centro siguió siendo Eleusis. De esta ciudad, situada en la bahía de Salamina y no lejos de Atenas, tomaron nombre las fiestas solemnísimas celebradas en honor de Démeter, que se llamaron precisamente Eleusinas.

A causa de la relación que Démeter tenía, a través de Perséfone con el mundo infernal, su culto tuvo siempre, desde los tiempos más antiguos, un aspecto particular de culto secreto, conocido por el nombre de misterios eleusinos. Otras fiestas en honor a la diosa eran las Tesmoforias, en las que se la honraba con diosa del matrimonio legítimo y protectora de las leyes, que se celebraban a principio de noviembre; duraban 5 días y en ellas sólo podían participar mujeres casadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s