La enfermedad y sus metáforas: el SIDA y sus metáforas.

Descarga el eBook

  • Autor: Susan Sontag
  • Género: ensayo

    9788499896229

Susan Sontag, escribió esta obra como parte de su experiencia con el cáncer de mama (Sontag, falleció en el 2004, debido a una leucemia; la cual, fue resultado de las sesiones de quimioterapia que recibió por su anterior enfermedad). Primero, ella escribió “La enfermedad y sus metáforas”, en el año de 1978; diez años después , escribe “El SIDA y sus metáforas”. Montag critica la estigmatización que sufren los pacientes y las metáforas que surgen a partir de la aparición de determinadas enfermedades (Cáncer y SIDA, en la actualidad) en la sociedad .

 

Uno de los principales estigmas que rodea al cáncer es su origen: decenas de personas le adjudican al paciente el 100% de la culpa, por padecer dicha enfermedad. Para muchos, el cáncer es el resultado de la represión de emociones (la ira, la tristeza, etc.), incluso creen que tal, es el resultado de años de padecer trastornos o enfermedades mentales como la depresión. Por otro lado, también consideran que el cáncer es una especie de castigo por haber llevado una vida de excesos: si padeces de cáncer pulmonar es porque fumaste o si padeces de cáncer hepático es por haber bebido deliberadamente. El paciente merece lo que sufre por sus acciones pasadas.

 

Sontag, explica como ciertas enfermedades y padecimientos (a lo largo de la historia) han sido “idealizados”, mientras que otros son “satanizados”. La tuberculosis en los siglos XVIII y XIX, era considerada una enfermedad sublime, propia de los que son consumidos por ardientes pasiones (amor a su pareja, patria u alguna causa); dicho padecimiento no era motivo de vergüenza, al contrario, quienes la padecieron la llevaban con cierto orgullo. Por otro lado, debido a la mitología popular y a determinados clichés, se creó una imagen acerca de la muerte por tuberculosis muy diferente a la de la muerte por otros padecimientos, como el cáncer, el cólera o la sífilis. La muerte por tuberculosis dignificaba al paciente: sus sufrimientos eran recompensados por una muerte tranquila y rápida. En cambio, los pacientes de cáncer cargan con los sufrimientos hasta el final: son cosificados por la misma enfermedad. El cáncer es causado por la “represión” y la tuberculosis era causada por un “exceso de pasión”. Hasta que fue descubierto el bacilo Koch, la tuberculosis fue una enfermedad vinculada con artistas y luchadores sociales; mientras que enfermedades como el cólera se relacionaban con personas insalubres y pertenecientes a estratos sociales bajos.

 

Según Sontag, el cáncer recibe una especie de jerarquía según el lugar de su aparición: un cáncer de garganta será menos vergonzoso (de comunicar), a diferencia, de un cáncer en los órganos reproductores o en el recto. También, debido a la desinformación y a metáforas del tipo “militar”, donde tratamientos como la quimioterapia o radioterapia son comparados con “armamento militar” (ya que en las primeras aplicaciones de tales tratamientos, se utilizaba gas mostaza como uno de los componentes de la quimioterapia), han logrado que miles de pacientes se rehúsan a tomar tratamientos convencionales y optan por terapias alternativas, que no logran controlar las metástasis y que precipitan el desenlace.

 

Otro de los estigmas que rodean al cáncer es la automática vinculación con la muerte. Cáncer es sinónimo de muerte, a pesar de la existencia de diversos tratamientos. Dicho estigma hace olvidar a los pacientes y a sus familiares, que la detección temprana es la clave para el control de la enfermedad.

 

Otra de las enfermedades que causa terror y aversión es el VIH-SIDA. Quizás es el único padecimiento que destrona al cáncer en cuestión de estigmas y tabúes. La desinformación ha hecho que los pacientes y la misma enfermedad sean satanizados; pocos son los que saben que el VIH-SIDA es un padecimiento en etapas, que lleva años en desarrollarse y que el SIDA es la etapa más avanzada. El VIH-SIDA, al igual que el cáncer son padecimientos que son vistos como una especie de castigo para el que los padece. El SIDA se asocia a la “perversión sexual”, esto debido a que en la década de los 80´s los principales grupos de riesgo, eran las personas que practicaban sexo homosexual.

Ciertos grupos conservadores se colgaron de este detalle para estigmatizar a la enfermedad. Estos sectores consideraban que el VIH-SIDA, era una afección “rara” y “escasa” en la comunidad heterosexual; con estos pensamientos prácticamente anularon de sus mentes la existencia de tal virus en el continente africano (ya que allí, el virus ha afectado en forma pareja a los habitantes de ciertas regiones, sin importar su género u orientación sexual) y de las otras formas de contagio (transfusiones y compartir objetos como jeringas). Otros padecimientos potencialmente mortales, como un infarto, son irrelevantes y no deshumanizan al paciente. En todo caso, a alguien que sufrió un infarto se le vaticina una “muerte fácil”, a diferencia de alguien que padece cáncer o VIH-SIDA.

Toda enfermedad que cause una deformidad física o que genere cicatrices (como la pérdida de un seno o un miembro a causa del cáncer) inspiran espanto y degradan al paciente. Parecería que para algunos, los daños físicos son una señal de la “cercana putrefacción”.

Otro punto en común entre ambas enfermedades, es el hecho de que son consideradas como “castigos divinos”. Así como la peste, fue para muchos el resultado de la “ira de Dios”, ahora el cáncer y el VIH representan “plagas”; “plagas” cuyas curas definitivas aún se encuentran lejanas. Plagas que azotan con mayor fuerza a los más pobres, ya que son los que difícilmente tienen acceso a los tratamientos adecuados, para sobrellevar dichas enfermedades.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s